Los planos que dibujan los ingenieros de Azcatec activan la maquinaria industrial que impulsa la inversión empresarial y la riqueza económica. «Detrás de un proyecto nuestro va la ejecución material y eso multiplica por diez los recursos que se movilizan. Como empresa de servicios facturamos en torno a 3,5 millones el año pasado, pero movimos una cartera de proyectos de casi 900 millones», explica Aurelio Azaña, CEO y presidente de Azcatec.

«Somos una empresa de gestión de talento. Nuestro principal valor son los ingenieros, que en un 90% proceden de Sevilla. Gracias a compañías como la nuestra conseguimos retener ese talento técnico local para que no se vaya fuera de España», subraya.

Aurelio Azaña se vino con 18 años desde su Albacete natal a estudiar ingeniería industrial en Sevilla. Aquí formó una familia y fundó Azcatec en 1997 después de trabajar unos años en diferentes empresas como Abonos Sevilla y Fertiberia.

«Llegó la crisis de los fertilizantes y me quedé en paro. Fue entonces cuando decidí crear mi propio negocio. Queríamos seguir haciendo proyectos con avances tecnológicos y necesitábamos estructura, comprar software y contratar especialistas», recuerda. Pablo Matute Martín, un compañero de la Escuela de Ingenieros, es también socio de Azcatec. La empresa tiene su sede en Montequinto (Dos Hermanas) y emplea ya a 75 profesionales. Cuenta con una sucursal en Portugal y colabora con ingenierías de referencia en mercados como Marruecos y Francia.

Clientes

Azcatec es especialista en diseño de plantas industriales (químicas, petroquímicas, de fertilizantes…) y energéticas (convencionales y renovables). Proyectos termosolares de Andalucía y de mercados foráneos como Estados Unidos llevan su sello. Entre sus clientes figuran Atlantic Copper, Acerinox, Cepsa, Fertiberia, Siderúrgica Sevillana o firmas mineras como CLC y Matsa. En torno al 60% de su negocio se encuentra ya en el extranjero y sus trabajos llegan a destinos como Rusia, China, México y a muchos países europeos.

«Desde Sevilla hacemos ingeniería para todo el mundo», señala Aurelio Azaña. «Calculamos hasta el último tornillo que tiene una fábrica, desde el proceso industrial, haciendo el balance de materia y energía, pasando por la ingeniería de detalle, la gestión de compras de los equipos y suministros, la supervisión de construcción y la puesta en marcha», explica el ingeniero. «Las fábricas funcionan 365 días y 8.500 horas al año y tienen que estar muy bien pensadas para que sean robustas porque dentro trabajan personas y preservar su vida es nuestra primera prioridad», apunta.

Con los proyectos que tiene en cartera, Azcatec prevé aumentar este año su negocio más de un 20%. «Nuestro objetivo es ayudar a la industrialización de Andalucía, donde las pymes tienen que hacer un esfuerzo importante para digitalizarse y no quedar desfasadas, porque de ello depende su supervivencia futura», subraya.

 

 

Fuente: https://sevilla.abc.es/economia/sevi-azcatec-hace-ingenieria-sevilla-para-todo-mundo-201905260910_noticia.html

AZCATEC ha suscrito recientemente un acuerdo de colaboración con Vepica, empresa de ingeniería multinacional con más de 40 años de experiencia, sede en EEUU y más de 4.000 proyectos desarrollados en los cinco continentes.

En virtud del convenio firmado, AZCATEC, empresa de ingeniería con sede en Sevilla, tendrá acceso a proyectos de mayor envergadura fuera de España, y contará con el apoyo de un equipo de más de 1.000 personas con el que sumarán una capacidad técnica de 1 millón 800 mil horas para el desarrollo de proyectos en todo el mundo.

Entre los sectores más destacados se encuentran Oil & Gas, Industria Química, Energía, Manufactura, Industria Minera, Medio Ambiente, Agroalimentario, Logística, e Ingeniería de Plantas de producción de fertilizantes. 

SERVICIOS

Por su parte, el acuerdo permitirá implementar la gama de servicios ofrecidos por la compañía, que actualmente se componen de ingeniería conceptual, ingeniería básica, ingeniería de detalle, dirección de obra, proyectos llave en mano, gestión integral de proyectos. Además de dirección integrada (EPCM), gestión de compras, planificación de proyectos, gestión de proveedores, inspección de calidad, supervisión de obra, asistencia a la puesta en marcha.

Además, el convenio contempla la realización de proyectos de I+D+i de forma conjunta.